SOY UN CREADOR DE MILAGROS - PROSPERIDAD UNIVERSAL 

Soy un Creador de Milagros - Prosperidad Universal

 

El amor es tu esencia, ya está en tu interior.


Donde hay amor, hay milagros porque transforma cualquier situación.

 

El amor es magia veloz, lo sana todo, el amor lo es todo.

 

Cuando amas, brillas; y como la luz, el amor no tiene límites.

 

Entre más amor se entrega, más nace de nuevo para seguir dando, porque el amor es infinito e inagotable, jamás se pierde la capacidad de amar ya que se recicla y se renueva a sí mismo.

 

CREO MILAGROS EN MI MARAVILLO MUNDO.

ESTOY ABIERTO A LAS MARAVILLAS

DEL UNIVERSO

 

HOY DECIDO EXPERIMENTAR CAMBIOS

 

ABRE LA PUERTA

 

¿Pero que es ese poder? ¿En donde se encuentra? ¿Es una cosa, un lugar, un objeto? ¿Tiene límites o formas materiales? ¡No! Entonces, ¿Cómo puedes encontrarlo?.

 

Si ya has empezado a comprender que hay un poder dentro de ti , si ya has  empezado a despertar en tu mente consciente el deseo y la ambición de usar ese poder. . . entonces has empezado en el camino de la sabiduría.

 

Si estás dispuesto a seguir adelante, a soportar la disciplina mental necesaria para dominar este método, nada en el mundo puede detenerte, nadie puede impedirte que venzas todos los obstáculos.

 

Empieza desde luego hoy mismo a aplicar lo que has aprendido.

 

Todo desarrollo viene de la práctica. Todas las fuerzas de la vida son activas. . . paz. . . alegría. . . poder.

 

El talento que no se usa degenera. Abre la puerta. . .

 

LA FE ES LA FUERZA QUE HACE QUE TODO EN NOSOTROS SE MUEVA

 

Qué fuerza va a hacerlo que empiece a trabajar?

 

Tu fe, la fe que nace de la comprensión. La Fe es el impulso, la propulsión de este poder interior.

 

La Fe es la confianza, la seguridad, el conocimiento de que la idea verdadera de la vida te traerá a la realidad de la conciencia y a la manifestación de todo el poder.

 

El principio es espiritual. La inteligencia universal es no sólo la mente del Creador del universo, sino que también es la mente del hombre, tu inteligencia, tu mente.

 

Por lo tanto, empieza hoy, sabiendo que puedes hacer todo lo que anhelas hacer, que puedes tener todo lo que quieras tener, que puedes ser solo lo que deseas ser.

 

De la misma manera que la primera necesidad del triunfo es el deseo, así la fórmula del éxito es la FE...

 

Cree que lo tienes. . .considéralo un hecho, una realidad, y todo lo que anhelas será tuyo

 

La fe es "la sustancia de las cosas esperadas, la evidencia de las cosas nunca

vistas".

 

Ese poder es la fe. Alguien, algo, les dio una nueva fe en si mismos; y ellos avanzaron y convirtieron su derrota en una hermosa victoria.

 

Porque la fe en ti mismo es de suprema importancia en todas las luchas, en todos los problemas que te presenta la vida. y esa fe en tu poder hace todas las cosas posibles. Tu puedes hacer todo lo que creas poder hacer.

 

Cuando ayas comprendido eso, cuando lo creas, podrás resolver todos los problemas. Esa es la puerta abierta del éxito.

 

Consérvala abierta. . . esperando recibir todo lo que deseas.

 

Tu mereces todas las cosas buenas de la vida. Por eso, espera sólo lo bueno. No te fijes limitaciones de ninguna naturaleza. Adquiere una actitud mental por medio de la cual esperas el bien sin cesar. Tú sabes que tienes el derecho fundamental a todo lo bueno.

 

Tal vez tú has sido estorbado por la idea de incompetencia. Tal vez te han dicho con tanta frecuencia que no puedes hacer ciertas cosas, que has llegado a creer que no puedes.

 

Recuerda que el éxito o el fracaso es solo un estado mental. Cree que puedes hacer una cosa, y lo harás.

 

Hay una enorme diferencia entre la comprensión de nuestra propia habilidad y la determinación de usarla de la mejor manera posible, y un egoísmo ofensivo.

 

Es absolutamente necesario para todos los hombres creer en si mismos antes de poder triunfar.

 

Todos nosotros tenemos algo que vender. Tal vez algo material, tal vez nuestras habilidades, tal vez nuestros servicios.

 

Pero debemos de tener la confianza en nosotros mismos para hacer que los otros nos compren esas cosas a un precio razonable.

 

Tenemos que levantarnos todas las mañanas con determinación, si queremos volver a la cama por la noche con satisfacción.

 

Lo único que tienes para triunfar es la MENTE. Y para que la mente funcione de la debida manera, tiene que estar cargada de optimismo y alegría.

 

Nadie ha podido jamás hacer algo bueno en un estado mental negativo. Tú trabajas mejor y logras más cuando te sientes feliz y optimista.

 

Solamente recuerda que tu verdadero medio ambiente está dentro de ti.

 

Todos los factores de éxito o de fracaso están en el mundo interior. Tu puedes formar ese mundo interior y por medio de él el mundo exterior.

 

Tu puedes escoger los materiales para formarlo.

 

Si no has escogido bien en el pasado, puedes escoger mejor ahora y formarlo de nuevo.

 

La riqueza de la vida está dentro de ti. NADIE HA FRACASADO MIENTRAS PUEDA EMPEZAR DE NUEVO.

 

No hay fracaso posible en una lucha que tenga por objeto adquirir lo que con justicia deseas en la vida, si sólo comprendes tus poderes y tratas de usarlos con perseverancia y de la debida manera.

 

Tu sabes que puedes tener lo que quieres si en verdad lo quieres.

 

Concentra tu pensamiento en esta cosa que tanto deseas.

 

CREE que la tienes. IMAGÍNATE que la posees, SIENTE que la usas.

 

Por eso toma hoy mismo, por la noche, tu deseo, y grábalo en tu mente inconsciente.

 

Todo lo que necesitas en un DESEO sincero y una FE inteligente.

 

 

Haz eso todas las noches HASTA QUE REALMENTE CREAS que tienes lo que deseas, y cuando hayas llegado a ese punto LO TENDRÁS.

 

 

Los milagros son creaciones del amor, provienen del amor y los magnetizas con el amor- PROSPERIDAD UNIVERSAL


Los milagros son creaciones del amor, provienen del amor y los magnetizas con el amor.

 

Recuerda algún milagro que hayas creado para otra persona. Quizás hayas brindado a alguien algo muy valioso, sabiendo que lo necesitaba.

 

Recuerda el sentimiento de amor que tuviste por aquella persona.

 

El milagro nació del amor que llevas dentro y también te dio amor a ti.

 

Para que tu energía se viera completa, la otra persona tenía que aceptar tu regalo.

 

Si no hubiese sido capaz de aceptarlo, no habría habido milagro.

 

Antes de que el universo pueda hacer milagros para ti, tienes que estar abierto para recibirlos.

 

Cuando quieras hacer o recibir milagros y amor, todo lo que hace falta es tu auténtica intención de que así sea.

 

Crea las visiones más grandes y elevadas posible; pon cualidades en tus experiencias.

 

Cada persona es un ovillo de energía afectiva, capaz de crear todo lo que desee.

 

Los milagros son resultado de tu amor. Si quieres abrir tu corazón, amarte a ti mismo y a los demás, la vida será siempre un milagro.

 

En la medida en que te abres y transmites amor, los milagros se cruzarán en tu camino.

 

 

Quizás hayas visto cómo los padres de un niño con problemas físicos o mentales producen resultados milagrosos con su amor por su hijo, superando dificultades a las que la ciencia considera insuperables.

 

Los milagros se producen cuando quieres dar y recibir amor.

 

Un milagro es una demostración del amor del universo y de tu propio alma.

 

Si hay algo que deseas, emplea tu mente para visualizarlo y luego abre tu corazón.

 

Demuestro mi amor en mis actos cotidianos

 

Cuando gastas y ofreces con amor, creas nuevos caminos por los que atraer el dinero.

 

El estado amoroso es el estado de receptividad frente a la abundancia del universo.

 

Cuanto más amor transmitas al mundo, más abundancia y milagros recibirás a cambio.

 

Cada vez que pagues una factura o que recibas dinero, considéralo un regalo de amor.

 

Haz que todo intercambio monetario sea una oportunidad para irradiar tu amor a los que te rodean.

 

En ocasiones, tu mente actúa de barrera ante los milagros. La mente es buena para trazar planes, plantear objetivos y visualizar.

 

Para acelerar el proceso y crear milagros después de magnetizar algo, abre tu corazón.

 

Confía y ten fe en ti mismo, ama a los demás y demuestra tu amor con tus actos cotidianos.

 

Ama a la gente todo lo que puedas.

 

Sé amable y cariñoso, pronuncia palabras afectuosas, perdona a los que no supieron respetarte y piensa con amor en los demás, honrándoles en todo lo que haces.

 

No juzgues ni critiques.

 

En cambio, encuentra en cada momento una oportunidad para amar.

 

Recuerda, es fácil ser afectuoso cuando la gente que te rodea te ama; el reto está en serlo cuando en tu entorno no hay amor.

 

Tratando a los demás con amor y compasión, atraes hacia ti oportunidades, dinero, personas, milagros y aún más amor.

 

El amor te introduce en una órbita superior y atrae cosas buenas hacia ti.

 

Abriendo tu corazón a espacios nuevos, magnetizas más bien y abundancia.

 

Los milagros son sucesos inesperados, que te aportan mucho más de lo que te pensabas.

 

Son acontecimientos sincronisticos que suelen producirse cuando olvidas tus apegos y confías en los consejos de tu interior.

 

Con frecuencia, se producen debido a una llamada de socorro recibida por tu ser más profundo.

 

No es inusual que se produzcan milagros en situaciones de crisis, porque éstas hacen aflorar a la conciencia la parte más profunda de tu alma.

 

Tu alma cuida siempre de ti, mandándote su amor y consejos. Recogiéndote y concentrándote en tu interior, contactas aquella parte de ti que tiene las respuestas.

 

Cuando te adentras en ti mismo, buscas a tu alma y pides su ayuda, las respuestas afloran y se producen los milagros.

 

Tienes que aprender a sumergirte en tu ser sin necesidad de una crisis.

 

Los milagros son el resultado de esta inmersión en tu alma.

 

Si quieres algo, pide a tu alma que te haga una demostración de su fe y su amor hacia ti.



Ábrete para recibir y ten la voluntad de reconocer tu deseo cuando se cumpla.

 

Ábrete para recibir y ten la voluntad de reconocer tu deseo cuando se cumpla.

 

Cada vez que aceptas el amor de los demás, cada vez que te abres para recibir el amor del universopones en movimiento la creación de milagros en tu vida.

 

El milagro más grande es la propia vida.

 

Tú eres el milagro y puedes crear todo lo que deseas, que es otro gran milagro. No existen barreras, no hay límites a lo que puedes tener.

 

El único límite es tu imaginación, lo que puedes visualizar, pedir y creer posible tener.

 

Los milagros son el amor en acción.

 

Los milagros despiertan nuevamente la conciencia de que el espíritu, no el cuerpo, es el altar de la verdad.

 

Este reconocimiento es lo que le confiere al milagro su poder curativo.



Los Milagros son Amor en Acción


El universo en su sonriente reposo, espera que aprendamos que amar incondicinalmente es la mejor manera de vivir.

 

A eso le seguirá la paz, un poder y unas riquezas que no nos caben en nuestra imaginación.

 

Empecemos a sembrar amor en cada acto, en cada gesto, en cada sonrisa.

 

Soy un sembrador de amor.

 

Amo a la Fuente por la perfección de mi creación.

 

NO DESPERDICIEMOS NI UN INSTANTE PARA SEMBRAR AMOR EN TODO Y A TODOS. VIVÍAMOS PARA SEMBRAR SEMILLAS PURAS DE AMOR Y COSECHAREMOS BENDICIONES SIN MEDIDA.

 

LEVANTA TU CORAZÓN EN ALABANZA - PROSPERIDAD UNIVERSAL


Mi vida es un flujo continuo de milagros.


El Poder de Dios Fluye en mi y 

Yo Soy creador de una vida ilimitada

de abundancia, prosperidad y riqueza infinita.


Yo estoy dispuesto a recibir

bendiciones en mi vida.


PAGINAS RELACIONADAS DE PROSPERIDAD UNIVERSAL